Colaboraciones

Porqué unos sí y otros no…

Porqué unos sí y otros no… por Xabier Vaz – profesor y músico

Esto lo vengo escuchando desde hace meses de algunos sectores hacia otros, aunque también entre un mismo sector. La raíz fundamental del problema no es ver porque otros pueden trabajar y uno no, sino analizar las medidas de protocolo que les aplican a algunos para poder desarrollar su actividad de “manera normal” dentro de esta situación y así poder aplicarlo al resto de sectores.

Porqué unos sí y otros no... por Xabier Vaz
Porqué unos sí y otros no… por Xabier Vaz

Si es “seguro” estar en un centro de salud 4 horas en espera de la realización de pruebas médicas, ¿porqué no es seguro asistir a un concierto de 90 minutos?

Si es “seguro” viajar en un avión al 100% de aforo ¿porqué no es seguro asistir a un evento cultural con el 100, 75 o 50% del aforo?

Si se limitan los aforos, para la mayoría de empresas es muy complicado organizar y promover eventos culturales.

Porqué unos sí y otros no…

Ahí está el dilema si entonces debe intervenir la administración para compensar esa diferencia de aforo que por las causas excepcionales que estamos viviendo no se permite realizar económicamente sostenible. Igual que los demás sectores han recibido ayudas, el sector de la cultura no debería ser diferente, teniendo en cuenta la difícil situación que atravesaba ya antes de la pandemia y el gran problema de la eventualidad y temporalidad de este sector.

Digamos que la exposición a sitios cerrados me toca por doble partida, como educador y como músico de directo. Si es seguro que 900 personas circulemos, con medidas claras, por un espacio cerrado, ¿porqué no ha de suceder lo mismo en otros espacios cerrados? O sino, entonces, ¿porqué no promover más los espacios abiertos?

Xabier Vaz con María do Ceo

El primer paso de la administración debería ser el de facilitar los recintos, a coste 0 o mínimo. Luego apoyar y promover la realización de estos eventos. Los sectores que reclaman la reapertura no reclaman primero ayudas y luego, si tal, que los dejen trabajar, no. Lo primero es marcar un protocolo para la realización de los eventos y, luego, sino es viable al no poder cubrir el 100% del aforo, compensar de alguna manera esa merma (suspensión o reducción eventualmente del IVA, de las cotizaciones a la SS.SS., IRPF, etc).

Xabier Vaz – profesor y músico

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba