Colaboraciones

En O Irixo nos falta liderazgo

En O Irixo nos falta liderazgo – Helena Iglesias Rodríguez, vecina de O Irixo.

“Lo bueno siempre está por venir”, pero en O Irixo nunca llega.

En O Irixo desde hace más de un año contamos con una marca para potenciar el consumo de nuestros productos, pero vemos que no llega. La marca O Irixo vende a toda España, aunque principalmente es financiada desde su creación tanto la web como la marca en sí por el ayuntamiento.

La marca vende diferentes productos de marketing elaborados o manipulados por vecinos, productos cárnicos de la zona, productos panaderos, lácteos de la marca Loureiro, miel… Hay otros productos artesanales de los cuales algunos vecinos se quejan de que le faltan los registros sanitarios y estándares reglamentarios con los que deberían contar. Faltan demasiadas cosas en una marca asesorada por un ayuntamiento que cuenta con los especialistas y recursos propios.

En O Irixo nos falta liderazgo
Paisaje en O Irixo

O Irixo es un ayuntamiento de poco más de 1400 habitantes, pero es el segundo más grande en extensión de toda la provincia de Ourense. La marca debería ser un escaparate de todos los vecinos hacia el resto del mundo, pero no lo es.

En O Irixo nos falta liderazgo

Necesitamos que la actitud y el liderazgo cambien en nuestros comerciantes. Debemos darle a cada uno de nuestros comerciantes las herramientas para crecer, empoderarse y hacerse fuerte ante la competencia. Debemos ayudar a todos los comerciantes del municipio, debemos ayudarlos cambiándoles la actitud y cambiando su visión de liderazgo, debemos vender experiencias, no solo un producto, un ayuntamiento o un paisaje. Tenemos que hacerles ver que deben cambiar sus herramientas de trabajo para que entre todos logremos asentar población y aumentar las ventas, pero que no sea el propio ayuntamiento el que comercie.

Debemos enseñarle un camino cara a una actitud positiva, con optimismo, deben aprender a empatizar con los visitantes y que sean capaces de entender que quiere cada uno de los clientes potenciales. Nuestros vecinos deben aprender a alienarse internamente, ser apasionados con lo que hacen, con lo que queremos conseguir y sobre todo entender lo que les preocupa a sus clientes.

La gente de nuestro ayuntamiento debe aprender a trabajar de forma colaborativa y que ellos mismos aprendan a organizarse y únicamente desde el ayuntamiento deben ofrecerse políticas de asentamientos de nueva población.

En O Irixo nos falta liderazgo

Deben nuestros dirigentes buscar un proyecto y enseñar que si cada uno hace su trabajo van a crear un gran impacto en nuestro ayuntamiento y ayudará a que crezca, sin contar que generando la magia en cada uno de los proyectos que quieran emprender van a lograr lo que pretenden y lo que se propongan.

A nuestros vecinos debemos enseñarle el camino hacia la creación de puestos de trabajo y asentamientos basados en la sostenibilidad.

El valor de O Irixo

En un entorno rural como es nuestro ayuntamiento, debemos educar y formar a nuestros jóvenes, facilitar políticas para asentar a la población más joven, enseñar la conexión y el sentir de la naturaleza. Es muy importante que nuestros jóvenes se reconecten con la naturaleza. Debemos crear ayuntamientos sostenibles como actos de amor hacia la vida, porque la sobreexplotación no ayuda a los asentamientos poblacionales.

Tenemos la obligación de crear una sostenibilidad a largo plazo, iniciando revoluciones silenciosas. Tomando en consideración no solo a nuestros comerciantes sino también a sus empleados, clientes, sociedad, pero sobre todo al planeta. En estos momentos en los que vivimos y que se está implementando la agenda 2030 debemos no solo ver la viabilidad económica sino debemos emprender teniendo en cuenta y en consideración el planeta.

Emilio Duro y Elixio Villaverde

En O Irixo contamos con unos magníficos paisajes, con cultura barroca, y con varios historiadores. Uno de ellos fue D. Emilio Duro Peña, archivero de la catedral de Ourense y con poco reconocimiento por parte del ayuntamiento. D. Emilio llegó a ser quizás el mejor archivero de las catedrales de Galicia y uno de los mejores de España. Con pocos recursos hizo mucho, eso debería inspirarnos a los Irixenses para liderar y seguir su estela de ser los mejores cada uno en su campo. Fue nombrado en 1977 como académico correspondiente a la Real Academia de Historia.

D. Emilio Duro

Otro historiador con el que contamos en O Irixo fue D. Elixio Villaverde, doctor en historia por la Universidad de Santiago de Compostela y el que solo contó con un pequeño homenaje para nombrarlo hijo predilecto. La cultura, se ve que no interesa fomentarla en O Irixo. Ahí se demuestra la poca importancia que se le da desde el ayuntamiento para formarse y liderar.

D. Elixio Villaverde

Podríamos liderar un cambio pero no nos interesa, es mejor comprar a nuestros vecinos con subvenciones en vez de darle herramientas y proyectos.

¿Quién está dispuesto a liderar el cambio fomentando la sostenibilidad y basándonos en la cultura y la naturaleza?

Con muy poco como D. Emilio se puede hacer mucho pero únicamente hay que desearlo y ponerse a trabajar. ¿Realmente nuestro equipo de gobierno está dando lo mejor de sí?

En O Irixo nos falta liderazgo – Helena Iglesias Rodríguez, vecina de O Irixo

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Pero esta chica que escribe estas barbaridades inconexas, ¿en que mundo vive? Falta liderazgo en irixo dice. ¿Liderazgo de qué? La marca Irixo promovida por el ayuntamiento es una iniciativa que están llevando a cabo otros ayuntamientos y en irixo funciona perfectamente. Que se lo pregunte a los comerciantes. Dice que faltan en esos productos registros sanitarios y estándares reglamentarios con los que deberían contar. ¿Que registros y que estándares so eses? porque si un producto no cuenta con los mismos no se puede comercializar que yo sepa.
    Dice que «Debemos enseñarle un camino cara a una actitud positiva, con optimismo, deben aprender a empatizar con los visitantes y que sean capaces de entender que quiere cada uno de los clientes potenciales». Está diciendo entonces que los comerciantes de irixo son malos negociantes y que deben aprender a negociar. Claro va a venir ella a enseñarnos a tener una actitud positiva, porque hasta ahora no la tenemos.
    Destaca tambien que tenemos la obligación de crear una sostenibilidad a largo plazo, iniciando revoluciones silenciosas. ¿A qué sostenibilidad se refiere? Que algo sea sostenible como el transporte o la economía me parece lógico, pero crear «una sostenibilidad» es decir una perogrullada sin mucho sentido. ¿Revoluciones silenciosas? ¿Qué revoluciones?
    Liderar un cambio acaba diciendo y mencionando al grupo de gobierno. Los cambios no se lideran, se hacen.
    No voy a extenderme más a analizar lo que aquí escribe esta chica porque la verdad no tiene pies ni cabeza.
    Artículos así son de muy mal gusto: un sin sentido a la lectura y a la comprensión de quien busca información y se encuentra perlas de la incongruencia como esta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba