Opinión

¿Por qué se queman nuestros montes?

¿Por qué se queman nuestros montes? ¿Qué razones pueden llevar a alguien a provocar un incendio? ¿Cuantos incendios son provocados?

¿Por qué se queman nuestros montes?
¿Por qué se queman nuestros montes?

¿Por qué se queman nuestros montes?

Nos resulta dificil de entender a todas las personas que valoramos y apreciamos el entorno natural que nos rodea en la Provincia de Ourense, que alguien pueda plantearse quemarlo. Resulta dificil de entender qué motivos se esconden detrás de un fuego.

Somos muchos los que no entendemos que los intereses que oculta un fuego sean más importantes que la preservación de nuestros montes. En Ourense, tenemos un privilegio de color verde. El verde de la vegetación que nos protege y nos ofrece ese color tan característico.

desolación, tristeza e impotencia.

Ourense debe cuidar sus montes

Los montes de Ourense albergan una gran diversidad vegetal, la flora existente en ellos, es un bien que debemos proteger. Produce una profunda tristeza levantar la vista estos días y ver contínuas columnas de humo.

Resulta estremecedor ver imágenes de aquellos lugares que hace escasas semanas eran verdes montes y hoy son definidos como “parajes lunares“. Espacios donde solo queda ceniza y piedras.

No debemos olvidar, que nuestros montes albergan una gran riqueza animal. Estos, si sobreviven, se encuentran con kilómetros de monte inerte. Tardarán en regresar los pastos, las cenizas contaminarán los arroyos y ya nada será como antes.

La tristeza y el miedo de los incendios en Ourense

Los incendios que Ourense sufre estos días solo se pueden calificar como una gran catastrofe. Las pérdidas son tan valiosas que daría vértigo contabilizarlas. Ver arder el Xurés, el Macizo central y otros montes hasta la impresionante cifra de 9.000 hectáreas quemadas solo puede producir tristeza.

Por desgracia para Ourense, el fuego continúa.

No olvidemos, el miedo que ha supuesto para todos aquellos que han visto como el fuego amenazaba sus casas. Ver como la vivienda construída con el esfuerzo de toda una vida pende de un hilo ante la amenaza de las llamas. Ver como se han quemado granjas, maquinaria agrícola e incluso alguna vivienda producen desolación, tristeza e impotencia.

No hay adjetivos en el diccionario para describir todas las sensaciones vividas estos días. Por desgracia para Ourense, el fuego continúa. Quizás algún día sepamos valorar que en Ourense, nuestro territorio es de un gran valor y merece que lo protejamos como un tesoro.

Seguiremos hablando de los incendios

Sobre el inconmensurable esfuerzo de los equipos de extinción hablaremos en otro momento y con detalle. Jornadas maratonianas luchando contra el fuego sin desfallecer.

Sobre las causas que pueden provocar un incendio, el abandono de nuestros montes y el negocio de la extinción, también próximamente.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Hemos detectado que usas un bloqueador de anuncios, desactívalo.