Entrevistas

Christian Escuredo, esfuerzo, perseverancia y talento

Podemos decir que la trayectoria de Christian Escuredo se caracteriza principalmente por el esfuerzo, la perseverancia y el talento. Un artista que desde su Valdeorras natal ha conquistado los escenarios con su calidad interpretativa.

La entrevista que pudimos realizar desde Ourensenarede.com a Christian Escuredo nos ha permitido descubrir a un artista que a pesar de los éxitos alcanzados sigue teniendo los pies en el suelo. La humildad que le acompaña le permite observar con claridad el entorno en el que se mueve y seguir trabajando con constancia día a día.

Christian Escuredo, esfuerzo, perseverancia y talento

Resulta difícil destacar la faceta en la que se sustenta la importante trayectoria que acumula. Su preparación en danza, canto e interpretación le otorga una versatilidad que ha sabido explotar principalmente en varios musicales.

Christian Escuredo destaca principalmente por su amplia preparación, muestra del esfuerzo, continua formación, muestra de la perseverancia y su talento, elemento clave para brillar en cada interpretación.

Entrevista con Christian Escuredo

Vamos a descubrir un poco más de este artista que mantiene intacta su conexión con Ourense.

Christian Escuredo, esfuerzo, perseverancia y talento

El inicio

  • ¿Qué o quién hizo saltar la chispa que te orientó hacia la interpretación? 

Creo que la música despertó al gusanillo… desde muy pequeño he tenido muchas inquietudes artísticas, pero hasta que no empecé a cantar, no me di cuenta de que lo que realmente quería era “contar”. Y poco a poco, se fueron abriendo puertas, aunque ya veis que la música siempre ha estado, y está, muy presente en mi vida. También es cierto que le debo mucho a la que fue mi profesora de música en la ESO, Alba Hernández, quien me animó a formarme en aquello en lo que destacaba y con lo que realmente disfrutada. Me parece muy importante que los profesores y profesoras se centren en los talentos de su alumnado, y sobre todo que impulsen las artes en la educación obligatoria, no sólo para que haya más artistas, sino para formar a mejores personas. 

  • Cuando alguien joven decide estudiar interpretación, es habitual encontrarse con cierto rechazo social y/o familiar. ¿Qué debe cambiar para que se perciba esta profesión con el respeto que merece? 

Tengo que decir que mi familia siempre me apoyó al 100%, pese a que hubo profesores que intentaron convencerles, igual que a mi, para que optase por otro itinerario con “más salidas” profesionales. Esto último es curioso, porque yo nunca he dejado de trabajar. Quizás ahora con la pandemia he visto momentos complicados, especialmente en mi oficio.

Sin embargo, le estoy muy agradecido a la vida por todas las oportunidades que se me han ido presentando. Y digo oportunidades, y no suerte, precisamente para que se valore y seamos conscientes del esfuerzo y la perseverancia que conlleva esta profesión. Soy un actor de los que han estudiado, no de los que le ha llegado la fama por “casualidad”. Es cierto que el intrusismo está muy presente en este mundo, aunque veo que las carreras artísticas de las personas que se han asomado sin tener una buena base, o que no se han implicado en formarse después, no han sido muy duraderas. 

  • Diplomado en Educación Musical, Licenciado en Interpretación textual, Postgraduado en Pedagogía teatral además de formación en danza, canto y creación escénica. ¿Dedicarse a la interpretación exige una formación amplia y continuada? 

Parece ser que sí, de hecho para cada personaje yo me he visto en la tesitura de seguir aprendiendo para poder interpretarlo con honestidad. E igual que un atleta, un artista tiene que seguir entrenando su instrumento. Es decir, cuerpo, voz y también el alma, pues aunque suene muy romántico, las emociones tienen que estar vivas, sino se duermen… y creo que a nadie le interesa ver a un actor o a una actriz que no sienta. Por eso siempre digo que hacer teatro es muy terapéutico, para cualquiera que lo practique. Interpretar te ayuda a estar más conectado contigo mismo, a parte de hacerte más empático con el otro, siendo esta la solución a muchos conflictos. 

  • Un día decides irte a Madrid para seguir tu carrera, ¿Cuáles fueron los principales retos a los que te enfrentaste? 

Lo primero a asumir los “noes”, hay que estar muy fuerte y tener muchas ganas para no tirar la toalla. Y en esa lucha, aprendes a gestionar muchas vicisitudes. 

«Priscilla», «Afterglow», «33, el musical»

  • Tras triunfar con “Priscilla”, hiciste “Afterglow”, obra teatral que fue recibida con una expectación que se transformó en elogios. ¿Qué te aportan los personajes que interpretas? 
Christian Escuredo, esfuerzo, perseverancia y talento

A veces no sabes lo que te aportan hasta que empiezas a empaparte de ellos, incluso hasta que no llevas unas cuantas funciones interpretándolos. Aunque si bien es cierto, en estos últimos años he podido permitirme decir “no” para dejar paso a proyectos que me aportasen algo más que dinero. Dicen que el que no arriesga no gana, y por lo que veo, esta es una profesión muy intuitiva, aunque a veces las corazonadas nos llevan a lugares muy inesperados (risas).  

Publicaciones relacionadas
  • Anteriormente, el éxito te llegó con “33, el musical”, donde interpretabas un perfil de personaje totalmente distinto. ¿En este género es donde te encuentras más cómodo? 

La dificultad de interpretar a Jesucristo y cantar la partitura que compuso Toño Casado fue un reto que me mantuvo en un aprendizaje constante. El teatro musical, precisamente por involucrar al canto como principal medio de expresión, hace que seas muy responsable con tus hábitos, por eso no lo considero muy “cómodo”, que digamos (risas). Es muy sacrificado. Es cierto que disfruto mucho haciendo producciones de gran formato porque te dan la oportunidad de trabajar a lo grande, y con equipos muy numerosos. Sin embargo, también he disfrutado en otras producciones más humildes, incluso que no tenían nada que ver con el musical. En cualquier caso, a mi lo que me seduce, sobre todo, es el personaje y la historia que cuenta. 

Actualidad y futuro

  • Tras el teatro y los musicales, has participado recientemente en series de renombre como “Fariña” o “Vivir sin permiso”. ¿Qué te gustaría que reflejase tu currículum dentro de 20 años? 

Seguir sumando títulos, ya sean de teatro, musical, de tv o de cine. Igual que seguir conociendo y trabajando con compañeros a los que admiro y con los que no dejo de aprender. Aunque también te digo que soy una persona abierta a lo que venga, disfruto mucho con otros trabajos que me hacen explorar otras facetas. Por ejemplo, me encanta la docencia, igual que disfruto estudiando. 

  • ¿Qué te hace mantener los pies en el suelo? 

Viajar es de esos placeres que me aportan “realidad”. Conocer otras culturas y proyectarme en ellas me hace ver realmente quien soy, y de dónde vengo. Agradecer también es muy importante para no desconectarte. La vanidad es muy peligrosa y puede hacer que te pierdas…  

  • ¿Sigues siendo un vecino de Valdeorras o ya te hemos perdido y eres madrileño? 

Jamás dejaré de ser vecino de Valdeorras (risas), por muy bien que me traten en la capital, soy de esos gallegos que presumen con orgullo de su tierra y sus raíces.  

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba