Entrevistas

Hablamos con Ricardo González Gómez

Hablamos con Ricardo González Gómez, alcalde de Toén desde 2019. Tras año y medio en el cargo, mantiene la ilusión del primer día para llevar a cabo nuevos proyectos en su municipio.

Tras 4 años como concejal, tomó el relevo de Amancio Cid en la alcaldía de Toén. Luchar contra la despoblación, mantener los servicios básicos, una buena conexión a internet y nueva vivienda son algunos de los objetivos que se marca en este mandato.

Una nueva visión para un nuevo camino en el presente y el futuro de Toén.

Hablamos con Ricardo González Gómez
Hablamos con Ricardo González Gómez

Ricardo González Gómez, Alcalde de Toén

¿Cómo llega al mundo de la política?

De la mano del anterior Alcalde, mentor y amigo, Amancio Cid. En una comida me hace la propuesta de echar una mano en la política local. ¡Pero en aquella conversación no pensé que la implicación iba a ser tan grande!
Además del apoyo de Amancio Cid, el apoyo unánime de mis compañeros y compañeras concejales fue decisivo para presentarme como cabeza de lista.

Si volviese al minuto uno en el que decide emprender este camino, ¿volvería hacerlo?

Sin duda. Lo volvería a hacer si continuase contando con el apoyo de mi equipo.

Su trayectoria política le ha supuesto sacrificar…

Sobre todo tiempo con mi familia. Tengo que compaginar mi trabajo como director nacional en una multinacional farmacéutica con las funciones propias de Alcalde, esto me obliga a dedicarle al Concello muchas horas fuera de horario laboral. En la gestión municipal no hay horarios, pero menos aún cuando no dispones de todo el tiempo que desearías en el día a día.

¿Qué supone llegar a la alcaldía?

Por partes iguales un enorme honor por poder trabajar por y para mis vecinos; y una gran responsabilidad para no defraudar su confianza.

Tras año y medio como Alcalde, ¿se cumplen las expectativas que tenía cuando se presentó al cargo o desde dentro es todo distinto?

Conocía la gestión municipal gracias a los cuatro años anteriores en los que el Alcalde me fue involucrando en la gestión y dando cada vez más responsabilidades. No puedo hacer un balance todavía. Estoy satisfecho por haber conseguido compromisos de inversión en el concello en distintos ámbitos pero reconozco que soy un inconformista y falta mucho por lograr. El 2020 no ha sido un año fácil por la pandemia que estamos atravesando y que tiene impacto en el ritmo y número de inversiones públicas.

Aún así, tenemos inversiones importantes, como le decía, que se irán ejecutando en los próximos meses. Detrás hay mucho trabajo de gestión con distintas administraciones, especialmente la Diputación Provincial de Ourense y las distintas Consellerías de la Xunta de Galicia, algunas de las más relevantes son:

  • la construcción de la primera vivienda social del Concello,
  • la creación de una aldea modelo,
  • el cambio a led de todo el alumbrado público,
  • la renovación de firmes en distintos núcleos y carreteras,
  • la creación de un Centro de Interpretación del Entroido de Mugares -de interés provincial-,
  • puesta en marcha del cheque bebé,
  • la puesta en valor de zonas singulares,
  • la compra de terrenos al lado del Miño para creación de zonas de recreo,
  • instalación de wifi gratis en plazas de todas las parroquias, o
  • haber conseguido traer a Toén, gracias a la confianza de la Xunta de Galicia, el centro de formación integral de la lucha contra el fuego, de referencia nacional e internacional.

¿Su mayor frustración desde que es alcalde?

No poder atender las necesidades de los vecinos tan pronto como nos gustaría a mi y a mi equipo. Un alcalde tiene que escuchar permanentemente a sus vecinos y dar respuesta a las necesidades reales. Disfruto mucho haciéndolo, y en ocasiones te puede frustrar ver que la necesidad que te explican tiene todo el sentido pero necesitas “buscar el dinero“, por lo que no siempre puedes responder tan rápido como se merecen los vecinos. Por otra parte también los trámites administrativos son largos. Este es uno de los aspectos muy diferentes si lo comparo con mi otro trabajo y que no logro acostumbrarme.

Toén no experimentó en los últimos años el crecimiento demográfico de otros ayuntamientos limítrofes, ¿cuáles han sido las causas?

Toén tiene una enorme relación con Ourense capital. Tenemos una parte significativa de vecinos que viven en el concello pero están empadronados en Ourense por motivos laborales, colegios o por mantener a su médico de cabecera (que por cierto pueden mantener aunque cambien su empadronamiento). Esto nos ocurre tanto con vecinos muy establecidos como con nuevas familias que llegan al concello, y esto explica que no se vea un crecimiento significativo.
Es importante que el padrón municipal refleje fielmente los habitantes del concello.

Cuál es la estrategia demográfica para los próximos años, ¿se puede revertir el descenso de población?

En mi opinión tenemos que seguir trabajando sobre tres palancas clave:

Lograr un despliegue de fibra completo en las parroquias que no disponen todavía de ella. Imprescindible para trabajar, estudiar y asentar nuevas empresas.

Poner en producción tierras abandonadas para proyectos agroganaderos, facilitando el asentamiento de nuevos productores, tanto en Alongos, Puga y Feá, que están dentro de la D.O. Ribeiro, como en las demás parroquias.

Promocionar la “marca Toén” como destino para vivir y trabajar. Creo que Toén todavía no se conoce suficientemente por familias que buscan una vivienda que les ofrezca calidad de vida cerca de Ourense.

¿El confinamiento ha puesto en valor vivir en Toén?

Desde luego que sí. Todos los que vivimos en el rural nos hemos dado cuenta que somos grandes afortunados. No hay comparación posible entre vivir en un piso de 90 m2 con disfrutar de la calidad de vida que ofrece un concello como Toén, cerca de Ourense, con unos servicios de gran calidad y la libertad que te ofrece una casa amplia y un terreno para disfrutar.

¿Qué servicios le faltan o deben potenciar?

Como ya comenté, es necesario acelerar la llegada de fibra a todo el territorio. Gobierno Central y Xunta tienen que impulsar las inversiones en este sentido.

Por nuestra parte además de lo que ya comenté antes, queremos mejorar los pavimentos en los núcleos, mejorar los accesos y saneamientos, construir unas infraestructuras deportivas de calidad y desarrollar zonas de recreo en el entorno del río Miño.

También acabamos de poner en marcha un obradoiro de formación dual para mejorar la empleabilidad de jóvenes y desempleados de larga duración de nuestro concello.

El principal activo de Toén es…

Las personas. Sus vecinos y vecinas. Llama la atención su hospitalidad cuando llegan nuevos vecinos a un pueblo. Y me ha pasado a mi, por lo que puedo decirlo en primera persona.
Nuestro Ribeiro, con bodegas que representan de una forma extraordinaria la calidad de los vinos D.O. Ribeiro.
La calidad de vida muy cerca de Ourense, buenos servicios y buenas comunicaciones con la A-52 y AP-53

Si la ciudadanía le apoya, ¿hay alcalde para muchos años?

Estoy trabajando muy intensamente, con mi mente puesta en los cuatro años de mandato que me han encargado mis vecinos y vecinas de Toén. Quiero presentarles nuestro balance cuando terminen estos cuatro años. Reconozco que no es nada fácil compaginar mis dos responsabilidades profesionales durante mucho tiempo, prefiero no pensarlo todavía. Habrá tiempo para hacerlo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba