Entrevistas

Manu Rubio nos presenta Canción Protesta

Charlamos con Manu Rubio que nos presenta su primer libro ilustrado Canción Protesta.

¡Estamos de enhorabuena! Nuestro ratón favorito se lanza a nuevas aventuras y ya tiene su primer libro ilustrado. El título es “Canción Protesta”, basado en la exitosa canción de su primer disco. El libro está mimado con la historia escrita por Manu y las exquisitas ilustraciones de “El Rubencio”, quien ha ilustrado también el primer disco.

“Yo Soy Ratón” ya tiene su primer libro ilustrado.

Este ratón musical se mete de nuevo en nuestras casas. Su nombre es Manu Rubio y nos trae música repleta de energía, respeto, diversión y autoafirmación.

Manu Rubio nos presenta Canción Protesta
Manu Rubio nos presenta Canción Protesta

Ourensenarede ha tenido la gran suerte de charlar con Manu. Es una delicia escuchar sus canciones y más aún, que te explique con sus palabras amables lo que para él significa este hermoso proyecto hecho con tanto amor y dedicación. Ahora, con su libro, también podemos sumar a nuestra estantería este mensaje de respeto y autoafirmación.

Un poco de Manu

Manu viene de una raíz musical.  “Mi madre es muy música, pero ella no lo sabe”, nos dice. Siempre le ha gustado la música. Ha participado como cantante en grupos, ha viajado por toda Europa, en Londres ha pertenecido a la banda “LaXula”.

Después de siete años nutriéndose de experiencias vuelve a Madrid y comienza su andadura como educador en la “Escuela Infantil Reggio”, donde aprendió mucho sobre la relación entre padres e hijos. Todo esto, unido a la “Práctica Psicomotriz Aucouturier”, le ayudó a comprender este universo relacional.

Apoyándose en toda la música que había hecho, surgió la idea de componer canciones hablando de todo ello. Gracias a Paul Castejón, productor musical, que es la otra mitad de este maravilloso proyecto, ha podido nacer “Yo soy Ratón”.

Manu Rubio nos presenta Canción Protesta

¿Por qué “Ratón”?

En realidad ¿por qué “Yo soy Ratón”? Como soy psicomotricista y se da mucha importancia al hito de la adquisición del YO, el nombre “Yo soy Ratón” invita al otro a pensar en quien es ser él mismo.

“Yo soy Ratón, ¿y tú quién eres?” Es una manera de remarcar la identidad.

Por otro lado, un ratón es un animal que puede ser muy entrañable para los niños pero que a la vez a los adultos les puede molestar tener uno en la cocina. La música de “Yo soy Ratón” es protesta de los niños hacia los padres. Hay adultos a los que a lo mejor molesta un poquito.

¿Cuál es el objetivo de las canciones de “Yo soy Ratón”?

Divertir a los niños y a los padres por igual.  Empoderar a los niños a la vez que hacemos pensar a los padres sobre el modo en que tratamos a nuestros hijos. Sin querer juzgar a nadie, porque yo soy el primero que no hace todo lo que dice, pero por lo menos sí remarcándolo para que estemos atentos todo el rato. Que no nos relajemos. Sabemos que cuando nos relajamos al final perdemos el rumbo. El rumbo sería precisamente ese, tratar a nuestros hijos como personas. No quiere decir que sean los dueños de nuestra vida, pero sí permitirles ser ellos mismos, aunque nos duela, aunque no sea exactamente lo que nosotros pensábamos o nos gustaría.

¿Respetamos las personas adultas a la infancia?

Afortunadamente, cada vez se respeta más a la infancia. Lo que es importante es entender qué es “respetar a la infancia”. No es dar a un niño todo lo que quiere en todo momento y que se haga el rey.

 Los niños saben muy  bien lo que quieren pero no saben del todo lo que necesitan. Incluso muchas veces no saben en absoluto lo que necesitan. Depende, por supuesto, de la edad. Todo eso hay que tenerlo en cuenta.

¿Es respetar a la infancia que tu hijo decida lo que come? Pues no.

¿Es respetar a la infancia darle tres opciones de zapatos y que se ponga el que quiera? Pues sí, pero no dejar que salga a la calle sin zapatos un dos de enero con Filomena. Él no sabe que se va a poner malo. Hay que encontrar un equilibrio entre lo que el niño quiere y lo que necesita.

¿Qué significado tienen para ti las palabras “crecer en libertad”?

            Yo saco esa frase de “Emily Pickler”. Su mirada se basa en dejar a los niños crecer en libertad de movimiento desde que son bebés, sin forzar. Ponerles boca abajo no es libertad, porque tienen que forzar para levantar la cabeza.

Desde el principio, crecer también en libertad de pensamiento, siempre con transmisión de valores como la empatía, el respeto hacia los demás y sabiendo que no siempre es fácil, pues también necesitan ser egocéntricos. Es parte del proceso de crecer.

Cuando crecemos, el niño que hemos sido nos acompaña. Si escuchamos atentamente, ¿Qué nos diría?

A mí en concreto lo que me ha dicho mi niño interior es todo lo que canto. Tengo muchos recuerdos de sensaciones y emociones de cuando era pequeño. Me he sentido querido, amado, cuidado. Ahora soy padre y lo que importa es que mi hija se sienta querida y amada. Eso es lo que va a quedar.

¿Qué nos vamos a encontrar en los discos y conciertos de “Yo soy Ratón”?

            Vais a encontrar música muy mimada y letras muy pensadas. Absolutamente todo lo que hay en los discos, tanto contenido gráfico como letras tiene un “por qué”. Todo forma parte de mi vida, mis recuerdos y experiencia de una década trabajando con la infancia. 

Yo SoyRaton@TeatroCircoPrice

El proyecto está envuelto de una forma especial para que no sea solo un producto para niños, sino para personas, para familias que puedan sacarle partido por igual. Era algo muy necesario.

En estos tiempos en los que es tan necesario cuidar la salud física y mental, ¿qué papel juega la música?

            En general cualquier arte es una forma de expresión. Para mí, componer es explicar todo aquello que con palabras me es difícil. Me puedo tirar horas, días y meses para dejar una letra perfecta, o al menos intentar transmitir el mensaje más profundo. Es una forma de expresión alucinante que me ayuda en la vida y me “alivia la úlcera”, por decir de alguna forma.

Para la gente que la escucha, supongo que también, sobre todo si es una música que tiene contenido; aunque hay tiempo para todo: para el punk, para la música clásica y otros géneros. Está bien que escuchemos todo tipo de música y que trasmitamos a nuestros hijos el amor por ella y por el arte en general.

Puedes encontrar más información en el siguiente enlace: Web de Yo soy Ratón

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba