Entrevistas

Noa Puente-Dodd y un flechazo inesperado

La historia de Noa Puente-Dodd Álvarez con el trampolín se puede definir como un flechazo inesperado y así nos lo ha contado ella en la entrevista que ha concedido a Ourensenarede.com

A unas horas de iniciar su participación en la Campeonato del Mundo de Bakú (Azerbaiyan), Noa Puente-Dodd nos ha atendido para contestar a unas preguntas. Destacamos de ella la amabilidad con la que nos atiende en víspera de una cita tan relevante.

Noa Puente-Dodd y un flechazo inesperado
Noa Puente-Dodd

La presencia de Noa en el Campeonato del Mundo de Trampolín es la culminación de muchos años de dedicación y sacrificios. Un camino que emprendió casi por casualidad y en el que siempre ha estado bien acompañada. Su madurez y sensatez, muestran a una gimnasta con los pies en el suelo, con una humildad que le permite gestionar los buenos y malos momentos.

Quizás sea el fruto de haber contado siempre con un férreo apoyo familiar que la ha guiado en su desarrollo deportivo. Un crecimiento en el deporte que ha realizado en el seno del Club Ximnasia Pavillón y que ahora le permite competir con las mejores gimnastas del mundo.

Noa Puente-Dodd y un flechazo inesperado

¿Cómo son tus inicios en la gimnasia y tu llegada a la disciplina de trampolín?

Empecé cuando tenía siete años. De pequeña hice natación pero no me gustaba como para seguir así que decidí probar otro deporte. Como a mi madre le gustaba la gimnasia rítmica fuimos al pabellón a ver un entrenamiento y mirar si me convencía; al mismo tiempo estaban entrenando los de trampolín y me llamó inmediatamente la atención, ni siquiera miré hacia el entrenamiento de rítmica, le dije a mi madre que yo quería hacer lo que hacían los de trampolín, así que me anoté.

Noa Puente-Dodd y un flechazo inesperado
Noa Puente-Dodd y un flechazo inesperado

Lo que para muchos niños y niñas comienza siendo una actividad extraescolar, para ti se convierte en dedicación 100%. ¿Qué coste tiene dar ese paso?

La verdad es que comprometerse con tener entrenamientos todos los días suponía sacrificar otros aspectos. Por ejemplo no pude ir a muchos cumpleaños, viajes de colegio o quedadas con amigos por tener que entrenar, pero siempre he pensado que ese esfuerzo traería su recompensa más adelante. Al fin y al cabo entrenar quita tiempo, pero también gracias a eso aprendí a organizarme mejor y a priorizar unas cosas sobre otras.

De afición a motor vital

¿Encaminar tu futuro a la práctica deportiva fue entendido por tu entorno familiar?

Mi familia siempre me ha apoyado un montón en el deporte, siempre han estado ahí para animarme si las cosas no salían bien y me empujan a aprovechar las oportunidades que pueda tener, aunque siempre siendo consciente de que los estudios también son importantes y teniendo en cuenta que eso también forma parte de mi futuro; obviamente me dicen que hay que dedicarle tiempo a las dos cosas.

Creciste en el Club Ximnasia Pavillón, horas de entrenamiento, competiciones, horas de convivencia con entrenadores y compañeros ¿qué te aportó en lo personal?

Siempre he dicho que no sería la persona que soy ahora si no fuera por todo lo que he vivido relacionado con la gimnasia. Ser deportista te enseña valores como la dedicación, el esfuerzo, el respeto o el compañerismo, y estar rodeada de toda la gente que me ha acompañado y me acompaña me ha aportado muchísimo, me siento muy afortunada de las personas que forman parte de este deporte también. El entrenar, competir, viajar… son todo experiencias de las que aprender. Me considero una persona trabajadora y constante, y eso lo he tenido que aprender de algún sitio.

Centro Gallego de Tecnificación Deportiva y selección nacional

Estás en el Centro Gallego de Tecnificación Deportiva y eres componente de la selección española con 19 años. ¿Fue difícil llegar o lo difícil comienza ahora?

Todo es un proceso, mi objetivo desde hacía tiempo era llegar a formar parte del equipo nacional y he trabajado mucho para ello, siempre intento ser un poco mejor que el día anterior y progresar, sabía que tarde o temprano llegaría la recompensa si tenía constancia, para mí eso es lo más importante, persistir. Nada es sencillo, ni llegar ni mantenerlo, aunque lo haya conseguido hay que seguir trabajando porque que ahora esté dentro del equipo no significa que en la siguiente competición lo esté, ganas no me faltan para seguir mejorando.

En estos momentos trabajas bajo la tutela de Pablo Hinójar, seleccionador nacional.¿Dónde crees que está el techo de tu rendimiento deportivo?

Tener una buena base es fundamental y mientras estuve en Ourense me han proporcionado eso, he aprendido muchas cosas que ahora me sirven para gestionarme, no es lo mismo cuando llevas poco tiempo en el deporte que cuando ya llevas bastantes años. Mi rendimiento depende de muchas cosas: de lo que haga en los entrenamientos, de la comunicación con mis entrenadores, del ambiente con mis compañeros, del aspecto mental (el cual considero cada vez más importante), de material e instalaciones…

Presenta y futuro en la gimnasia

Si un jugador de fútbol fuese seleccionado por la Selección, sería portada de los medios de comunicación. ¿Cómo se combate la falta de atención de los medios hacia deportes como la gimnasia?

Tristemente este deporte no tiene mucha visibilidad en los medios de comunicación, lo que significa que tenemos mucho menos apoyo económico de lo que tienen otros deportes; aveces resulta difícil costearse el material o las competiciones cuando es el caso, pero desde el equipo y los clubs hacemos todo lo que está en nuestras manos para conseguir resultados y hacer crecer el deporte. Mediante nuestra propia acción y publicaciones en las redes intentamos que la gente conozca la gimnasia.

Cuando te pares (si no lo has hecho ya) a pensar sobre tu futuro, ¿qué camino deseas seguir cuando dejes la práctica deportiva?

Me gustaría dedicarme a algo relacionado con el deporte ya que además es lo que estoy estudiando en la universidad, creo que es una parte muy importante en mi vida y quiero que así siga siendo porque es lo que más me gusta, de hecho me gustaría trabajar en algo dentro del campo del rendimiento deportivo. Además si se diera la oportunidad no descartaría ser entrenadora de gimnasia también.

Ada Pazos y Noa Puente-Dodd en Bakú (Azerbaiyan)

¿Qué consejo darías a los niños y niñas que se inician en la práctica deportiva?

Les diría que sobre todo lo hagan porque realmente les gusta y disfrutan entrenando, de nada sirve no pasarlo bien, que se esfuercen y busquen mejorar porque cuando ves progresos es cuando notas que vas por buen camino, los resultados llegarán luego por sí solos, y que sean conscientes de que hay buenas y malas rachas y ambas hay que atravesarlas, todo el mundo pasa por ellas.

Escuela de Música en Ourense

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba