Opinión

Ourense se acerca al aprobado

La provincia de Ourense se acerca al aprobado. El comité clínico de la Xunta de Galicia podría levantar algunas restricciones que alivien el día a día de los ciudadanos.

La buena evolución de la pandemia en la provincia de Ourense ha provocado que en estos momentos la cifra de casos activos se sitúe por debajo de los 500 casos. Este número supone menos de la tercera parte de los registrados hace mes y medio.

Son muchos los que esperan que en los próximos días, la consellería de Sanidade levante alguna de las restricciones que pesan sobre Ourense. Dos de ellas, aplicadas en Ourense, Pereiro de Aguiar y Barbadás tienen un mayor impacto, el cierre perimetral y el cierre de la hostelería.

Ourense se acerca al aprobado
Ourense se acerca al aprobado

Cierre perimetral en Ourense

El cierre perimetral impide que se pueda entrar o salir del cordón sanitario que en estos momentos forman los tres ayuntamientos salvo por causa justificada. Esta medida, evita que centenares de personas se desplacen a otras localidades de la provincia. Estos desplazamientos se realizan principalmente en fin de semana y tienen como finalidad, visitar a la familia.

Habrá que ver si en el momento que se levante esta medida, se mantiene la responsabilidad personal o si no. Si se produce un éxodo masivo y no se guardan las medidas de protección que impidan los contagios, podemos tirar por la borda todo el trabajo hecho.

Hostelería cerrada en Ourense

La apertura de la hostelería es una necesidad para mucha gente. Los hosteleros se han manifestado repetidamente y claman por que se les permita volver a trabajar. La situación es límite para muchos de ellos y las ayudas no alcanzan a ser lo suficientemente rápidas.

Destacan que sus negocios son seguros y que ellos no son el problema. Habrá que ver si cuando les permitan abrir de nuevo sus locales, hosteleros, trabajadores y clientes, son lo suficientemente responsables para mantener el virus a raya.

Responsabilidad ante la pandemia

Está claro que los buenos números (buenos dentro de lo malo) invitan a pensar que en los próximos días se levantarán algunas medidas restrictivas en Ourense. También está claro que solo con la responsabilidad ciudadana, evitaremos que la situación vuelva a empeorar.

Ya sabemos lo que pasó cuando la desescalada dependía de que cumpliésemos las normas. Los excesos de diciembre serán sacrificios en el inicio de 2021. No nos soltemos demasiado la melena si no queremos ver en el horizonte una tercera ola que muchos no podrán resistir.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba