Entrevistas

Seguiremos luchando por este proyecto

Seguiremos luchando por este proyecto. Así de clara se muestra Patricia González Fernández, jugadora del VoleyOurense que lucha por un nuevo ascenso.

Ourense tiene numerosos ejemplos de éxitos deportivos a nivel nacional que pasan desapercibidos por tratarse de deportes «minoritarios». Uno de esos deportes es el Voleibol en categoría femenina.

El VoleybolOurense, patrocinado por Aceites Abril, compite en la 1ª División Nacional de voleibol. Esta competición es la antesala de la Superliga Femenina 1 y 2, máximas categorías del voleibol femenino en España.

Entrevista a Patricia González, jugadora del VoleyOurense

Una de las jugadoras más destacadas del equipo es Patricia González Fernández. A los 11 años comenzó a practicar un deporte que nunca más abandonó. Su calidad en la pista la demuestra desde su posición de colocadora y en la esta entrevista nos muestra su punto de vista sobre la actualidad del club y el voleibol en Ourense.

«Seguiremos luchando por este proyecto»

  • En una sociedad donde el fútbol lo acapara casi todo, ¿cómo llega una joven al Voleibol?

En mi caso llegué al mundo del voleibol al apuntarme a la actividad extraescolar que ofrecían en mi colegio, en Franciscanas. A principio y final de curso siempre podías probar cualquier actividad que ofertaban. De ahí, los entrenadores que venían al colegio, me animaron a formar parte también del Club Voleibol Ourense y jugar en sus categorías. Creo que es fundamental que todos los colegios se impliquen con el deporte, en general, mayoritarios y minoritarios. Cuando estamos en edad escolar, nos encontramos en proceso de aprendizaje y conocimiento, por lo que todo lo que nos enseñen lo absorberemos y nos acabaremos decidiendo por lo que más nos gusta.

Seguiremos luchando por este proyecto
Patricia González Fernández, jugadora del Aceites Abril VoleyOurense
  • ¿Cuál es el mayor reto al que te enfrentas para la práctica de este deporte?

Si hablamos de reto a nivel de cuando yo empecé a jugar al voleibol con 11 años y que tuve que superar, no destaco algo que diga que haya tenido que superar o enfrentarme para poder disfrutar del voleibol. Creo que me he rodeado de personas que me han hecho muy fácil mi recorrido, entrenador y compañeras que a día de hoy son mi familia.

Si pensamos en retos que aún quedan por afrontar en el voleibol, muchos. Sin ir más lejos, conseguir que el equipo que poco a poco ha ido creciendo y subiendo de categoría desde abajo, lo haga una vez más. Dar un pasito más en la escala del voleibol y conseguir otro ascenso, que sinceramente, no es ni va a ser nada fácil y que aún queda mucho trabajo y esfuerzo por demostrar.

  • El día que abandones la práctica deportiva del Voleibol, ¿seguirás ligada a este deporte?

Sí, estoy convencida que sí. Ya ahora mismo compagino un poco lo que es la práctica deportiva con la de entrenadora. El voleibol lleva formando parte de mí más de la mitad de mi vida, así que creo que es algo de lo que va a ser muy difícil desligarme. Evidentemente, alguna cosa mala me ha pasado, pero lo bueno siempre ha pesado más y eso es lo que hace que esté más segura de que seguiré vinculada.

  • En tus inicios, ¿tenías referentes de este deporte en los que te fijabas?

Si te soy sincera cuando empecé a jugar no conocía mucho de este deporte. Como muchos sabemos, es un mal llamado deporte minoritario, lo que hacía que mi cabeza sin pedirlo recibiera más información de otros muchos deportes antes que del voleibol. Cuando empecé había equipo senior masculino y femenino en el Club Voleibol Ourense, entonces me fijaba en los jugadores y jugadoras de esos equipos. Más adelante fui conociendo más de este deporte y me fijé en jugadores/as profesionales como Rafa Pascual o en Helia González, por ejemplo.

El Voleibol en Ourense

  • ¿Sois un oasis en la práctica y difusión del Voleibol en Ourense?

Si con esto te refieres a que, a pesar de ser un deporte costoso de conocer o al que darle visión, el Club hace todo lo posible por ser conocido y que el voleibol se conozca, efectivamente.

Desde hace unos años, cuando también los resultados deportivos acompañaron (ascender de nuevo a Primera División Nacional) el Club lleva trabajando muchísimo para que cada vez llegue a más niñas y niños la existencia de este deporte y sobre todo, la valorización de este deporte por parte de las instituciones.

Han llegado también al Club personas experimentadas en esto y que nos han aportado muchos nuevos conocimientos. Gracias al trabajo de todas las personas que forman la Directiva (que son pocas) esto ha crecido cada año más y ha ido hacia adelante. Pienso que todas estamos orgullosas de representar a Ourense con este Club y pienso también que muchas no haríamos los esfuerzos que hacemos a nivel vida personal o que muchas de las que se han ido uniendo no han querido abandonar el barco, si no hubiese detrás unas personas que luchan tanto porque todo se conozca y que nuestro esfuerzo sea valorado.

Seguiremos luchando por este proyecto
  • En Ourense, los clubes deportivos femeninos destacan a nivel nacional y aun así, no obtienen la repercusión que se merecen, ¿qué falla?

Lo que falla es la sociedad en la que vivimos. Creo que las mujeres estamos dando más que suficiente de nosotras para que se nos reconozca. Falta abrir un poco más las mentes y aterrizar de una vez en la Tierra y darnos cuenta de que no por ser mujer tienes que ser más o menos destacada en algo. Es hora de dar la misma importancia, de no sorprenderse ante un logro de una mujer. Está más que demostrado que somos capaces de conseguir muchas cosas y de superar retos igual que los hombres.


Lo fácil no es atractivo, así que seguiremos luchando por este proyecto


Ya no hablo de voleibol, en este caso en Ourense hay mucho deporte femenino y de gran calidad, fútbol sala, balonmano, gimnasia, natación, rugby, baloncesto… alguno seguro que se me escapa. Al final, no puede primar el ser un club masculino o más veterano en la competición para recibir más ayuda o más apoyo, ya no de patrocinadores, sino de instituciones. La historia deportiva se demuestra en la cancha y si hay una temporada mala, habrá que bajar y demostrar que con trabajo se puede volver a estar arriba. Parece que solo podemos bajar los equipos femeninos, los masculinos siempre acaban “salvados por la campana”.

  • Teniendo en cuenta el poco espacio que los medios de comunicación dan a los deportes minoritarios, cobra especial relevancia el apoyo de los patrocinadores. ¿Queda un largo camino para lograr clubes profesionales?

Sí, yo pienso que sí. Conseguir ser un club profesional es muy complicado, ya no solo por patrocinadores, instituciones, medios de comunicación… sino también a nivel organizativo de Club. Está claro que con mayor apoyo de todo lo primero, estoy segura de que el Club es el primero en poner todo de su parte para conseguirlo. Profesionalizar un Club significa profesionalizar a sus jugadoras y jugadores, profesionalizar implica poder vivir de este deporte, que eso parece que solo se consigue en deportes mal llamados también mayoritarios…

Hoy en día, ya cuesta ser profesional en la primera liga de voleibol, no te cuento viniendo desde abajo… Eso sí, está claro que sin mayor visibilidad no se conseguirá nunca. Ahora mismo, con la actualidad que nos toca vivir, los patrocinadores bastante tienen con sobrevivir que si aún por encima no reciben esa visibilidad de quien están apoyando… Esto todo es recíproco, todos necesitamos de todos y pienso que ya es hora de que los medios de comunicación se mojen… Es muy fácil seguir un mismo patrón y dar de comer siempre lo mismo, hay que arriesgarse y apostar por nuevas caras también.

Temporada en 1ª Nacional

  • ¿Sois un ejemplo de que se puede competir a nivel nacional con un proyecto de cantera?

Sí, yo me siento identificada con ese proyecto. No te voy a negar que con el paso de los años parezca que se complica, pero no solamente en nuestro Club o en nuestro deporte. Pienso que cada vez parece que menos gente quiere practicar un deporte, no solo por pasatiempo, sino asumiendo responsabilidades y queriendo mejorar y cumplir retos. Aún así, en mi equipo hay jugadoras que llevamos aquí desde alevines/infantiles, otras muchas han llegado más tarde, juvenil/senior. Desde que competimos a nivel nacional siempre nos han acompañado jugadoras cadetes o juveniles formadas en la cantera, con menos puntos, pero aportando y aprendiendo y no sobreviviríamos sin su ayuda en los entrenamientos.

A muchas de nosotras nos ha tocado estudiar fuera y estar menos días para entrenar y sin su presencia en los entrenamientos, iríamos a jugar con la pelota y con una pared. Pienso que queda un trabajo duro si queremos seguir con este proyecto y que sigan saliendo jugadoras de la cantera que puedan jugar en el equipo nacional. Lo fácil no es atractivo, así que seguiremos luchando por este proyecto.

  • ¿Cuál es el punto fuerte de este equipo?

Aquí igual me arriesgo, pero creo que la competitividad. Digo que me arriesgo porque es algo que también juega en nuestra contra muchas veces. Somos jugadoras que nos gusta mucho el voleibol y competir y que nos avergüenza no estar a la altura de lo que se nos propone o del nivel que tenemos que dar. Eso hace que muchas veces tiremos, no sé de dónde o de qué sinceramente, para conseguir sacar partidos y temporadas.

También cabe destacar que somos jugadoras que hemos trabajado mucho muchos años atrás y que esa dedicación es la que nos hace estar ahora donde estamos. Actualmente, por otros motivos no deportivos puede costarnos más estar todas todos los días en las mismas condiciones de dedicación y concentración. Hay veces que esa competitividad nos juega en contra porque queremos más de lo que igual en ese momento somos capaces de dar y en esas ocasiones solo toca recapacitar y darse cuenta de donde estamos y del trabajo que nos queda por llevar a cabo.

  • Esta temporada, la trayectoria del equipo es muy positiva, ¿cuáles son los objetivos que os marcáis?

Los objetivos serían estar en la parte alta de la tabla y poder clasificar para la Fase de Ascenso que el año pasado tuvimos la suerte de conseguir. También cabe destacar que es un año si cabe más raro que el anterior o por lo menos lo está siendo… Ante la situación de la pandemia, este año nos estamos encontrando con más contratiempos que el pasado y eso hace que un partido pueda caer de un lado de la red u otro indistintamente, hay que estar siempre al 100% sea con quien sea. Se nos han dado un par de bajas importantes, temporales y de temporadas enteras. Igual esa clasificación para la Fase de Ascenso se puede complicar, pero lo que está claro es que por nuestra parte nunca se va a dejar de luchar.

Escuela de Música en Ourense

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba