Entrevistas

Daniel Minimalia, directo al éxito

Daniel Minimalia va directo al éxito con decisión, sin dudarlo, teniendo claro cual es su camino. Acompañado de su inseparable guitarra alcanza el éxito internacional un muchacho surgido de la inagotable cantera musical de Ourense.

Desde que un día decidió lanzarse a la aventura, Daniel ha demostrado lo acertado de su decisión. En su mochila, el trabajo, la dedicación y el esfuerzo acompañan su indudable talento. El éxito no ha nublado la mirada de Minimalia que sigue recordando con orgullo cual es su origen. A pesar de brillar en grandes ciudades como Los Ángeles, su corazón permanece ligado a su Pereiro de Aguiar.

El talento de Daniel se ha visto obligado a emigrar pero siempre mantiene un vínculo constante con la provincia de Ourense a la que vuelve siempre que le es posible.

Entrevista con Daniel Minimalia

Una entrevista con Ourensenarede.com nos permite conocer un poco más a este artista de gran calidad y además, de Ourense.

  • ¿Antes de nada, de dónde es Daniel Minimalia?

Yo soy de Ourense, de O Pereiro de Aguiar. Estuve empadronado allí hasta hace poco. Concretamente soy de la Parroquia de San Miguel de Calvelle.

  • Formación y trabajo ajenos al mundo musical y un día lo abandonas todo por la música. ¿Qué te empujó?

Empecé a tocar la guitarra por el Rock en la adolescencia, lo hacía con los compañeros pero lo tenía como complemento a los estudios. Seguía el “Karma” de “estudia que un día llegarás lejos”. Estudié administración y dirección de empresas e hice un máster mientras seguía formando parte de grupos con amigos.

En un momento en el que trabajaba en la empresa Pérez Rumbao, en administración, y había dejado el rock al estar algo desilusionado con la música, comencé a hacer música instrumental. Estaba en casa y lo hacía para mí, no se lo enseñaba a nadie.

Daniel Minimalia, directo al éxito

Por la muerte de mis abuelos hice un tema («decir adiós») para guitarra española, con un corte clásico y ahí descubrí que decía todo lo que quería decir sin letra y comencé a hacer música instrumental.

Lo seguía haciendo para mí, sin pretensiones, pero al cabo de unos años tenía 12 temas y me decía “lo he hecho yo”. Mi trabajo no me gustaba y decidí organizar la primera gira incluso solicitando un crédito.

  • En 2015 ganaste el Hollywood Music Award, ese premio ¿significaba que estabas en el camino correcto?

Cuando empiezas no lo haces con pretensión de ganar premios pero cuando llegan saben muy bien. Los premios son reconocimientos.

Llevaba tres años de un trabajo enorme porque yo me encargaba de todo. Alquilaba las salas, los teatros, me hacía cargo de los gastos de los músicos, cartelería. Era un 90% de emprendimiento y un 10 % de música. En 2015 fue el año en el que hice mis primeros conciertos en Los Ángeles y finalizarlo con un premio significaba que posiblemente lo estaba haciendo bien.

El mundo de la música es muy ingrato y yo estaba haciendo lo alternativo de lo alternativo. Solo hace falta ir a uno de mis conciertos para ver que hago música que no sigue ninguna corriente ni moda musical. Lo bonito, en el fondo, es que he hecho lo que he querido.

2015 fue un año de muchos conciertos, tuve que jugármela y la mayoría de las veces salió bien aunque no todas. Me las he pegado pero bien pegadas. La vida no es un camino de rosas, te la pegas y estás deprimido una semana, pero te buscas la vida para volver arriba y seguir luchando. La carrera de un músico, y menos la mía, no se ve por las fotos de Facebook, eso es un escaparate, no es la realidad.

Daniel Minimalia y los Grammy

  • En 2017 fuiste nominado a los Grammy latinos por el disco Origen, ¿entendiste que era un premio estar entre los finalistas?

Si, meter la cabeza en los Grammy Latinos en 2017 fue la clave para muchas cosas que están sucediendo ahora. No soy un artista que tenga a mama Grammy, ni a mama Sony, ni a mama Warner detrás. Por otro lado, es muy difícil llegar a algunos sitios siendo independiente.

Ese año estaba nominado con Michel Camilo, Luis Salinas, Tomatito y estaba yo allí como un bebé al lado de ellos.

Con los años he sabido valorar mucho el respeto de los compañeros. Los conciertos que realizaba en California me permitieron conectar con el mundo latino y anglosajón. Se iba corriendo “la buena voz” entre artistas, muchos de ellos miembros votantes de los premios Grammy.

  • Llega 2020, publicas “Terra” y una nueva nominación a los Grammy Latinos, ¿qué pasa por tu mente?, ¿te veías como posible ganador?

Sabía que tenía posibilidades, que estaba en la lista de favoritos. En esos tres años, me trató fatal mucha gente del mundo de la música y lo pasé mal. “Terra” es el disco que más me costó sacar, en todos los sentidos. Tuve una crisis existencial en 2018 en el que me planteé muchas cosas y tuve que armarme de ánimo, de valor y de más préstamos para sacarlo.

Cuando salió la nominación, sí que notaba que tenía ya un peso bastante grande, sabía que había muchísima más gente que me conocía y me respetaba. Sabía que estaba entre los 2 o 3 principales favoritos. Había el run-run de que podía ganar.

  • Han pasado ya casi dos meses desde que ganaste el Grammy Latino al mejor álbum instrumental, ¿ha pasado el vértigo?

A nivel personal soy una persona bastante tranquila y creo que se encajar bastante bien las victorias y las derrotas. Es importante asimilar bien las cosas que te pasan en la vida. Estoy orgulloso, contento, me siento gratificado porque es como que “el tiempo pone las cosas en su sitio” y puedo decir “tenía razón”. Disfruto del momento pues ves a gente que te felicita.

Estoy notando mucho también la repercusión a nivel profesional. Se avecinan a partir de primavera giras y alguna colaboración potente. Este año fuimos Alejandro Sanz, Rosalía y yo los que ganamos y la gente pregunta “¿este de donde ha salido?”. Me he ganado un respeto muy sano y los cimientos de la carrera también son muy sólidos porque es algo que he construido prácticamente yo solo. Eso te hace aceptar las cosas con cierta relatividad, estoy muy contento y emocionado pero sé por qué he llegado aquí. Esto no es subir tu música a internet y triunfar. Me quedan tantas cosas por hacer, por descubrir y por aprender que por eso lo asimilo bien.

  • Los medios de comunicación anunciaban los premios de Rosalía, Alejandro Sanz y el gallego Daniel Minimalia, ¿había que ubicarte en el mapa?

Bueno, algunos ni dieron mi nombre. Eso está cambiando pero claro, yo soy una rara avis, no soy jurado en la voz y se preguntan de dónde ha salido este. En la primera nominación les costaba mostrar mi nombre, algunos ni me ponían. No sabían ni que era español, como no me veían en la tele pues dirían, “no me suena”. Ahora, en estos meses, me consta que eso está cambiando.

  • Completamos la serie con el Hollywood Music Awards de 2021 a la mejor canción latina por “Flor de Leyenda”, tu primera canción con letra pero no la primera con voz, ¿por qué ese cambio?

Estaba tan a gusto en la música instrumental, haciendo lo que quería que las voces las utilizaba como un instrumento más. La primera voz que utilizo es Rosa Cedrón en “Olas del sur” diciendo una palabra inventada y en “épika” utilizo una frase en gaélico que significa “no me levantes hasta que haya caído”.

Las pocas voces que utilizaba, las usaba de manera un poco rara y en este cuarto disco buscaba hacer algo diferente, que ya es raro que lo diferente sea hacer una letra. Tenía el recuerdo de la infancia de Esmeralda Grao poniendo voz a los temas de Nacho Cano y se lo propuse. Salió una colaboración de 10 en lo profesional y en lo personal.

Daniel Minimalia y Ourense

  • Tus dos últimos trabajos son “origen” y “terra”,  ¿es un reconocimiento de la morriña que sientes?
Daniel Minimalia, directo al éxito

Siempre está ahí aunque no te des cuenta. Hay cosas que haces de manera inconsciente. Es como el acento, siempre está ahí. Algo curioso de mi música es que la influencia más habitual, aunque la gente no lo vea, es el folk gallego. Además, las músicas del mundo, las músicas tradicionales, todas tienen cosas en común. Algunos ven influencia de músicas del sur en mis obras aunque la mayor influencia es del norte. Incluso en los solos de guitarra eléctrica, algunos imitan la gaita.

A pesar de que para los puristas soy un hereje, al jugar con los ritmos y no hacer nada concreto, en Colombia o Venezuela mi música, en algunos detalles, les recuerda a su música tradicional.

  • Está claro que en Ourense hay talento, ¿puede retenerse o es inevitable que os marchéis?

Yo tenía la mudanza para irme a Estados Unidos a finales de 2020 pero los planes se fueron al garete por la pandemia. Creo que es difícil que no nos marchemos. No solo en la perspectiva de Ourense si no en Galicia e incluso España. En todos los sectores vemos que hay fugas de talento.

Los responsables políticos se tendrían que sentar y hacer planes de medio o largo plazo y eso nunca lo hacen. Para hacer ciertos cambios culturales creo que habría que enfocarse en las nuevas generaciones para que tengan otra visión de la cultura y por consiguiente, los estamentos correspondientes.

Ahora mismo, a corto plazo, me parece muy complicado.

Ourense es un lugar precioso para vivir, sobre todo si tienes hijos pero faltan muchas cosas. O se ponen a cambiar muchas cosas relacionadas con la cultura y las nuevas generaciones o no será posible.

Daniel Minimalia, directo al éxito

  • ¿La música instrumental tiene suficiente mercado en España?

Esto es como cuando vas a un supermercado y quieres comprar unos yogures, pues compras los que te han puesto en los estantes pero a lo mejor, detrás hay uno que te encanta.

Por lo que voy demostrando, porque cada vez tengo más público y por qué voy a tener muchos conciertos en 2021, si hay público. En los años 70 había números 1 que eran instrumentales, después se fue educando a la gente en otro tipo de música.

El deber romántico de un artista que hace discos es aportar su granito de arena y yo creo que es lo que estoy haciendo, enseñar cosas diferentes que sé que gustan igual. Estoy recuperando a ese público que escucha otra música o que escucha esta y dice, “pensé que nunca me habría gustado este tipo de música”.

Quizás estamos también en unos años de la “satisfacción instantánea” y no prestamos atención a los detalles. Se toma quizás la música como un entretenimiento en el mal sentido.

  • En 2021, a pesar de la pandemia ¿qué planes de futuro tienes que puedas contarnos?

Hay algunos que no puedo contar porque aún no están cerrados. Que si pueda, ahora mismo estoy planificando conciertos en streaming para países en los que sabemos que este año va a ser imposible que podamos llegar. México, Argentina, Colombia o en Estados Unidos, haremos Streaming.

A partir de mediados de marzo, en territorio nacional. En sitios cerrados hay que adaptarse y haremos 2 o 3 funciones. Con la llegada del buen tiempo haré conciertos en espacios abiertos con más público. Entre una cosa y otra estaré muy ocupado durante 2021.

También tengo que componer pues tengo que hacer disco nuevo para principios de 2022 y tengo que grabarlo ya.

  • ¿Te veremos en Ourense este año?

Espero que sí, en verano. Según las condiciones, quizás hacer un concierto de final de gira pero obviamente, siempre hay que pasar por casa.

  • ¿Qué aficiones tiene Daniel Minimalia fuera de la música?

Me estoy haciendo, con ayuda de los tutoriales de youtube, un experto en la cocina y soy un devorador de series. Estoy viendo “The Crown”, me encanta porque no tenía referencias y me está gustando mucho.

Entrevista realizada el 29 de enero de 2021.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba