Colaboraciones

El esfuerzo invisible de una gimnasta

El esfuerzo invisible de una gimnasta – Analía Blanco Blanco, gimnasta del Clube Ximnasia Burgas

El esfuerzo invisible de una gimnasta

El esfuerzo invisible de una gimnasta
Analía (arriba), Yoli y Sara

La gimnasia es una parte importante de mi vida. Lo ha sido desde el momento en el que empecé a entrenar, cuando supe que nada volvería a hacer que me sintiera tan feliz y completa. Aún así es un deporte de gran sacrificio físico y personal donde te ves obligado a organizarte para poder compaginar tus estudios con los entrenos.

Es un deporte que ayuda a despejarte y alejarte de aquello que te agobia, sobre todo en épocas estresantes pero no quita que se haga difícil estar en todo a la vez.

Nos hemos visto obligados a reorganizar nuestras vidas

A veces dan ganas de dejarlo todo atrás y hundirte en los libros buscando una buena nota. Nadie ha dicho nunca que fuera fácil compaginarlo todo, pero alejas esos pensamientos cuando te das cuenta de lo mucho que disfrutas y que todo tu esfuerzo es recompensado con las amistades, recuerdos y buenos momentos con la gente que te importa. 

Analía (arriba), Yoli y Sara

Estos dos últimos meses han sido peculiares, la situación del covid parecía que iba mejorando y eso respecto a la gimnasia sólo significaba una cosa, los campeonatos volverían. Yo estaba emocionada y nerviosa a la vez, después de todo lo que habíamos pasado por fin volveríamos a competir, era extraño.

Ha sido difícil compaginarlo todo

Fue entonces cuando decidieron que el campeonato de España más peculiar que se había organizado se realizaría en Valencia.

Tenía miedo, no voy a mentir, de cómo sería, de qué haríamos y de cómo me organizaría. Ese mismo campeonato coincidió en mi semana de exámenes, tuve que adelantar asignaturas en casa e incluso allí en el hotel. Fue estresante, pero estaba allí, compitiendo después de dos años y la satisfacción y diversión que me regaló lo compensó todo. 

Las cosas han cambiando en muy poco tiempo y nos hemos visto obligados a reorganizar nuestras vidas. Ha sido difícil compaginarlo todo, los entrenos cambiaban debido a la situación, los exámenes cada vez se acumulaban más… Lo que de verdad me ha ayudado a organizarme y a seguir adelante ha sido pensar en lo bueno que podría llegar a conseguir en un futuro, mis amigos y mi entrenadora. 

Escuela de Música en Ourense

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba